Cómo mejorar tu relación de pareja

Si estás aquí ya te habrás dado cuenta de que las cosas últimamente no están funcionando del todo bien. Quieres a tu pareja pero perderla es lo último que deseas y piensas en qué puedes hacer para mejorar vuestra relación.

Todas las parejas sin excepción pasan por diversas etapas antes de llegar a su versión más madura, entre las que podemos encontrar la fase de conocimiento, enamoramiento, estabilización y madurez.

En este post vas a aprender ejercicios que te posibiliten tener un mejor futuro con esa persona tan especial.

Si alguno o dos de los miembros no habéis desarrollado herramientas de autoconocimiento sobre vosotros mismos y la relación de pareja, es posible que terminéis irremediablemente en una relación tóxica a corto plazo dónde solo existen las discusiones, razones absolutas tuyas o de tu pareja e indiferencia ante los sentimientos del otro.

Es en este momento donde las cosas empiezan a ir para abajo y ante la preocupación de que nuestra relación termine nos preguntamos una y otra vez qué hacer para mejorar, fortalecer y reforzar nuestra relación de pareja.

Ya seas un matrimonio o una relación de noviazgo, te vamos a dar unos tips para que puedas tener una relación mucho más feliz, duradera y estable emocionalmente aunque se sigan repitiendo algunas discusiones sanas para conoceros mejor y que vuestra relación evolucione favorablemente.

 

mejorar una relacion de pareja en poco tiempo
Tabla de contenidos

Si ya tienes claro que quieres tomar las riendas de la relación para aprender y hacer todo lo necesario para mejorarla, aquí te dejo una lista de 10 propuestas, ejercicios, actividades y recomendaciones para que consigas mejorar la relación con tu pareja.

1. Mejorar la comunicación dentro de la pareja

Probablemente esta sea una de las mejores pautas que podemos darte para mejorar tu relación, sobre todo si hay mucha desconfianza por ambas partes. Fomentar una comunicación de buena calidad, evitará caer en las siguientes tendencias:
  • Malinterpretaciones por parte de la pareja
  • Predisposición a mantener una postura defensiva ante las palabras que nos digan
  • Dañar el orgullo o hacer que la otra persona se sienta humillada por tus comentarios
  • Ofender o hacer daño de forma intencionada para imponer o intentar tener más razón
  • Dificultar la resolución de problemas por proclamar razones absolutas
Escuchar al otro, respetar sus decisiones y su opinión aunque no sea la nuestra, hará que poco a poco el/ella muestre más predisposición a escucharnos y hablar con nosotros porque nos verá como un amigo en lugar de un enemigo. Veremos a continuación una serie de ejercicios prácticos para propiciar una buena comunicación.

1.1. Escucha sin interrumpir y espera tu turno

Cuándo nuestra pareja esté expresándose con nosotros ya sea contando una anécdota, una emoción o una opinión, no interrumpas su discurso hasta que esta termine de hacerlo. Cortar a una persona que está hablando para comenzar a hacerlo tú y hará que no se sienta plenamente escuchada y conseguiremos el efecto contrario a una mejora. Te recomiendo que escuches atentamente, valores sus palabras y memorices las cosas importantes para después hacer preguntas (si es necesario) o dar tu punto de vista sobre el tema hablado.

1.2. Escucha a tu pareja pero nunca la juzgues

Se ha repetido hasta la saciedad que cuándo una persona comparte su opinión o punto de vista contigo no debes juzgarla tratando de invalidad o restarle valor solo porque no sea la misma que la tuya. Debemos mostrar madurez y tolerancia cuando escuchemos algo que no nos guste. Podemos no compartirlo, pero nunca juzgarlo.

Siempre que estés en una situación así deberás tomártelo como un aprendizaje y tener la mente abierta para escuchar cualquier cosa sin corromper tu propio criterio sobre el tema.

Cuando vayas a dar tu opinión o visión del tema, habla siempre desde el “yo”. “Yo necesito x cosa… Me siento de tal manera…Yo creo, yo pienso, yo me siento…. Comprendo que tú…. pero yo…. ¿Qué piensas? ¿Qué opinas?, A mí me gustaría…”

Habla de lo que te molesta en concreto, evitando generalizaciones pasadas.

Si estás muy enfadado, cuenta hasta 10 en otra habitación y vuelve a hablar del tema. Pero no lo evites. No queremos que se haga una bola de nieve. Tu pareja tiene que saber lo que te molesta cuando le has escuchado y lo que necesitas de ella.

2. Romper la rutina

Hacer siempre lo mismo no es nada malo pero las parejas usualmente después de estar consolidados, empiezan a sentir que se aburren y pierden la ilusión y la magia de empezar un nuevo día con su pareja porque ya saben de antemano como será.

La rutina es uno de los principales motivos por el que muchas parejas terminan separándose en busca de nuevas experiencias que llenen sus vidas por separado. Para evitar caer en la rutina con tu pareja es importante improvisar, sorprender y ser original para mantener a tu pareja con la constante sensación de que no saber lo que se encontrará al día siguiente y mantenga viva la ilusión de estar contigo todos los días.

Recuerda que tu pareja es como una plantita que has de regar todos los días para que no se marchite. Aunque la rutina formará parte de vuestras vidas en muchos momentos y también será importante normalizarla, no te olvides de las pequeñas sorpresas.

Estos son algunas pautas que puedes aplicar para evitar caer en la rutina con tu pareja o si ya estáis aquí, podáis salir en el menor tiempo posible.

2.1. Improvisa, sorprende y se original

Esta es la parte más “difícil” entre comillas porque en realidad es muy fácil. Os daremos unas pautas generales de cómo romper la rutina en la pareja y tú deberás extrapolarlos a tu caso porque nadie conoce mejor a tu pareja que tú mismo/a.
  • Visita a tu pareja tiempo antes del que habíais quedado. Hazlo de forma arbitraria sin que el/ella lo sepa y tendrá la ilusión de no saber que día aparecerás antes a buscarla.
  • Lleva la voz cantante a la hora de elegir planes. El típico “donde quieras” ó “me da igual” son lo peor de lo peor a la hora de tomar una decisión y siempre nos gusta que nos lleven y decidan por nosotros en ciertos aspectos así que puedes aprovecharte de ello.
  • No vayas siempre a los mismos sitios y si es así porque vives en un sitio pequeño, busca hacer algún cambio en el lugar, acudir a una hora distinta ó darle un enfoque distinto (más romántico)
  • Sorprende con una escapada rural de fin de semana, salir a cenar…
  • Valora las cualidades de tu pareja a través dela mirada, el afecto o la palabra etc…
  • Explora en el sexo: realízalo a horas distintas, sitios diferentes, con juguetes…
Sobre todo se original. Tú conoces a tu pareja a la perfección y puedes aprovecharte de sus gustos para enfocar las actividades en su pleno disfrute y despertar en el/ella esa magia que todos sentimos cuándo una persona entiende, escucha y se trabaja el tiempo que quiere pasar con nosotros.

2.2. Haz todo lo que se te pase por la cabeza y se impredecible

La espontaneidad nos gusta y es una de las cosas que nos engancha de las personas. Ver a alguien que de la nada se pone a cantar, bailar, decir tonterías o en el caso de las parejas, abrazar, besar y mimar de la nada, porque sí y en cualquier lugar, sube notablemente el nivel de bienestar de una persona al ver que despierta esa confianza y reacciones en otra con la que está compartiendo una relación sentimental.

Se tu mismo, siéntete feliz de estar con tu pareja y demuestra espontaneidad en tus actos. Verás que poco a poco tu pareja empieza a sentirse mucho mejor con tu compañía y a disfrutar de ella viéndote a ti feliz.

3. Agradece siempre que sea posible

Dar las gracias es la mejor forma que hay de hacer sentir bien a una persona cuándo nos presta su ayuda. Expresar gratitud consigue que quién nos ha ayudado con sus actos se sienta valorada y recompensada sabiendo que su ayuda fue útil y que somos un poco más felices gracias a el/ella.

Cuidar este aspecto es muy sencillo porque dar las gracias no cuesta nada, tiene un efecto inmediato y nunca está de más.

Agradece sus elogios y devuélvelos, agradece cuándo te adelante trabajo, si te prepara algo que te gusta, si te hace un masaje o cualquier cosa que viniendo de el/ella te guste.

4. Respetar el espacio personal de cada uno

Esta es una de las partes más importantes para mantener sana una relación. Si bien es cierto que a la inmensa mayoría de personas nos agrada estar en una relación, no nos gusta que nos priven de nuestro espacio personal. 

Todos los seres humanos tenemos hobbies, estudiamos o trabajamos, tenemos amigos, familia y momentos personales. ¿Qué quiero decir con esto? Que hay tiempo para todo. En algunas ocasiones nos apetece hacer algo que no tenga que ver con la pareja, estar en soledad con nuestros pensamientos o realizando actividades que nos gustan y resulta muy negativo que durante este tiempo nuestra pareja nos exija contestar una llamada, un mensaje o que realicemos esa actividad con el/ella.

Ojo, no está mal hacerlo si queremos, pero es muy distinto a exigirlo o provocar una discusión si no se hace.

Os daremos una serie de pautas para respetar el espacio de tu pareja si eres o estás con una persona que no es capaz de abordar este tema y puedas solucionarlo.

4.1. Realiza actividades que te llenen

Es la mejor solución cuándo tu pareja no puede quedar contigo o le apetece realizar cualquier actividad a su antojo.

Puedes buscar nuevos hobbies, actividades, trabajos o estudios que hacer en caso de que tu pareja decida hacer cualquiera de estas cosas en soledad o con otras personas por cualquier motivo.

Esto para nada es un indicio de que ya no le gustes o no quiera estar contigo sino que cada persona necesita su espacio vital para diversificar su tiempo con todas las tareas que tiene en su vida y no podemos impedirlo ni recriminarlo.

4.2. Nunca insistas ni chantajees a tu pareja con estas situaciones

Si el/ella ha decidido que quiere pasar tiempo a solas o con otras personas, no te muestres desesperado/a con saber todo lo que hace y con quién. Deja que se lo pase bien, que disfrute de su tiempo y que descanse sin tener que sentirse mal porque le manifiestas tu descontento con esas acciones.

Es común que las personas en estas situaciones adopten después una posición de venganza dónde esperan a que su pareja quiera pasar tiempo con ellos y respondan diciendo que no quieren porque van a hacer algo en soledad para que la otra persona se sienta igual de mal. Esto es un error muy grande porque demostramos inmadurez y descontento si esa persona no nos dedica el 100% de atención.

Ten algo que hacer cuándo estés solo/a y no esté tu pareja disponible. Conseguirás hacer que se sienta más libre y valorado/a con sus decisiones al ver que tu también quieres que se dedique tiempo y se mime. Es algo difícil de aplicar a veces por tener dependencia emocional pero con el tiempo es un cambio muy positivo y duradero.

5. Dedicarle suficiente tiempo a la pareja

Según Aristóteles, la virtud es el punto medio entre dos actitudes extremas.

Está bien dejar espacio a tu pareja y dedicarte tiempo a ti mismo/a, pero tampoco hasta el extremo de abandonar a tu pareja por completo.

Para muchos lo primero de todo son los estudios y el trabajo y después el ocio. Si tenemos tiempo libre está muy bien diversificarlo dedicándoselo a aquellas actividades o personas que nos hacen felices pero nuestra pareja tiene un plus añadido por ser con quién compartimos una relación sentimental.

Existen muchos estudios sobre el tiempo que se debe ver una pareja en sus inicios y cuando va pasando el tiempo. Unos dicen que 2 veces por semana y otros que 5-7 días para afianzar aún más los sentimientos. En nuestra opinión, dado todas las personas que atendemos día a día, no existe una frecuencia buena y una mala. Os podéis ver las veces que queráis cuándo queráis siempre y cuándo sea porque los dos queréis y respetéis mutuamente vuestro espacio personal.

6. Explorar nuevas formas de practicar sexo

Mantener vivas las relaciones sexuales dentro de la relación es un pilar fundamental para lograr una estabilidad dentro de la misma. El sexo no es solo una conexión física sino también emocional donde ambos integrantes manifiestan una confianza absoluta en su pareja. Explorar nuevas formas de tener sexo le dará un giro de 180 grados a la relación.
  • Pregúntale a tu pareja por sus fantasías y deseos, escúchala, observa sus reacciones y consigue transmitirle todo tu cariño durante el tiempo que duren las relaciones.
  • Probad cosas nuevas. Abrir vuestra mente y probar practicar sexo de formas distintas y utilizando nuevas técnicas y si ambos estáis de acuerdo, la incorporación de juguetes sexuales.
  • Comunícate para saber qué gustos o preferencias sexuales tiene tu pareja. No somos adivinos y no tiene nada de malo preguntar y explorar sobre cómo le gusta el sexo a tu pareja.
En el ámbito sexual funciona muy bien improvisar y sorprender a tu pareja cuándo menos se lo espere siempre que sepas que hay la confianza suficiente y que no se va a incomodar por tus actos.

7. Los detalles marcan la diferencia

Cuándo llevamos un tiempo con esa persona es normal que a veces demos un poco por hecho que nos quiere y que la tarea de conquistar ya se ha terminado, pero no es así. A todos nos gusta sentirnos queridos y saber que piensan en nosotros. La mejor forma de conseguir esta reacción en tu pareja es cuidando los detalles, siendo un poco disruptivo y demostrarle a nuestra pareja que pensamos en ella.
  • Regálale unas flores.
  • Limpia la casa por el/ella
  • Prepara su plato favorito
  • Ve a buscarla a su trabajo
  • Dile lo guapo/a que se está con frecuencia
  • Habla bien de el/ella en presencia de familiares o amigos
  • Llévale unos chocolates cuándo vayas a verle/a
  • Dale un masaje relajante
  • Pregúntale por su día
  • Miralo/la con deseo y admiración
Ejemplos como estos podrás aplicarlos cada día y conseguirás que tu pareja se sienta muy bien y siempre quiera tenerte cerca por lo especial que le/la haces sentir.

8. Tener vida social en común

Ya tenemos claro que pasar tiempo juntos es importante, pasar tiempo solos es importante y como no, pasar tiempo juntos pero con más personas también es importante.

Contar con amistades comunes, compartir opiniones y realizar otras actividades juntos pero en compañía de más amigos o familiares aporta un punto muy positivo a la relación porque ambos sentirán que todo está bien y que no hay ningún miedo a expresar su compromiso y seriedad a la hora de estar juntos.

No es necesario ser empalagoso o quedar con conocidos comunes dedicando tiempo y atención únicamente a la pareja sino que seremos como un amigo más para evitar que los demás se sientan incómodos.

9. Las relaciones tienen que ser un 50% - 50%

Siempre dentro de vuestras posibilidades, si tu pareja te hace un regalo, tu debes hacerle otro. Si tu pareja te cocina hoy, tú cocinas mañana. Si ella limpia hoy, tu limpias la siguiente vez. Sois un equipo.

Son algunos ejemplos y es sencillo pero no todo el mundo corresponde a esos actos de la misma manera. Equiparar e igualar las tareas y los detalles que se tiene con el otro es fundamental para ver correspondida la relación y sentir que significas lo mismo que el/ella significa para ti.

10. No utilizar comparaciones ni estereotipos

Otra de las cosas más destructivas a nivel personal y de pareja son las comparaciones con terceros. Fijarse en los demás o incluso comparar a tu pareja con tus relaciones pasadas provocará un sentimiento de rechazo inmediato y puede hace mucho daño a la vez que puedes acomplejar a la otra persona haciéndola sentir que no está a la altura de la relación.

Ser vosotros mismos y tener vuestra personalidad juntos y por separado fomenta que ambos os sintáis más confiados y libres de mostrar vuestra personalidad sin pensar que no le estáis gustando a la otra persona. Estáis juntos porque así os queréis y así os habéis elegido así que no tiene ningún sentido estar comparándoos con nadie.

La cara opuesta de la moneda es que los demás lo hagan con vosotros. Es muy fácil que otras personas estén celosas y sientan envidia de vuestra relación y traten de debilitarla de alguna manera. Tened confianza absoluta en vuestra pareja y no dejéis que nadie os manipule para que os separéis o cambie vuestra imagen del otro.

Terapia de pareja para mejorar la relación

Las pautas anteriores pueden ayudar mucho a mejorar tu relación de pareja, pero no servirán de nada si hay un conflicto mucho más profundo en vuestra relación. Sobre todo si cada uno de vosotros tiene heridas emocionales que deberá trabajar por separado en su psicoterapia personal. Por ejemplo, si uno de los miembros tiene una herida de valía, no habrá comentario positivo que vaya a creerse, sospechará de todas las relaciones que su pareja mantenga con otras personas, y se volverá muy celoso/a y agresivo/a, como si su pareja fuese un enemigo que fuese a traicionarle. Si existe una herida de abandono en el otro miembro de la pareja, habrá dificultades para la autonomía, control de todo lo que hace el otro, fusión con él/ella mismo en su vida y desatención de los proyectos individuales. Todo eso generará un desequilibrio e inseguridad constante en la relación, dependencia emocional, emociones altamente intensas como miedo y rabia en uno o dos miembros de la pareja, etc. 

Si tienes dificultades para mejorar tu relación, puedes recurrir a nuestro equipo de expertos en terapia de pareja y te ayudaremos a solucionar los problemas existentes o en caso de no tener solución, abordar la ruptura de la forma menos dolorosa posible. 

Puedes ponerte en contacto con nosotros y te daremos respuesta en el mismo día para asignarte al profesional que mejor se adapte a vuestra problemática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.